Coronavirus en el Perú: ¿Cuál es el impacto psicológico?

Luego de tres meses de anunciarse el primer caso por Coronavirus en la localidad de Wuhan (China), la pandemia desatada por el  COVID-19 llegó al Perú el seis de marzo de 2020, según lo comunicó el presidente Martín Vizcarra.

Actualmente, las distintas entidades del Estado han desplegado sus esfuerzos para contener a los posibles infectados. La medidna que ha aprobado el Gobierno peruano es la cuarentena, convirtiéndose en una medida extrema que tiene un impacto en los diferentes sectores y ámbitos; siendo la salud mental una de las más vulnerables.

De acuerdo a la especialista Karen Pérez, docente de la carrera de Psicología de la Universidad Continental, existen consecuencias en la salud mental de la población ante el aislamiento en cuarentena, lo que ocasiona estrés post traumático, ansiedad, miedo, e ira.

Estrés post traumático, ansiedad, miedo, e ira son las consecuencias psicológicas frente al  coronavirus. Foto AFP.

Actualmente, el Ministerio de Salud del Perú ha aprobado un protocolo para el manejo clínico de pacientes con coronavirus (COVID-19), el cual tiene el propósito de orientar al personal de salud en el reconocimiento, notificación y atención oportuna en casos sospechosos, probables y confirmados. Sin embargo, no incluye medidas de prevención e intervención en salud mental, señala la experta.

El impacto psicosocial, estima un incremento de la incidencia de trastornos mentales y manifestaciones emocionales, de acuerdo a la magnitud de la epidemia y el grado de vulnerabilidad de la población. El cual es más evidente en sectores con escasos recursos, limitado acceso a servicios sociales y de salud; por lo tanto, es importante diseñar un plan de atención psicosocial, en todos los niveles y escenarios, agregó.

LEA TAMBIÉN:  El Ministerio de Salud anuncia el fin de la tercera oleada de COVID-19 en Perú

Karen Pérez recomendó usar primeros auxilios psicológicos – online, como una herramienta de intervención esencial en situaciones críticas o de emergencia y que tiene como objetivo brindar una intervención psicológica breve ayudando a reducir los niveles de estrés y consecuencias emocionales/conductuales, que podrían manifestarse durante todo el proceso de la enfermedad.

En China reconocen los efectos psicológicos y la salud mental en este tipo situaciones, más aún porque el país tuvo que tomar medidas más restrictivas. Diferentes instituciones médicas y universidades han abierto plataformas online para brindar servicios de asesoramiento psicológico a los pacientes, y personas afectadas por la epidemia.