[OPINIÓN] “Keiko sabotea y prolonga su derrota”, por Jorge Ponce

Por: Jorge Ponce C.

El profesor Pedro Castillo Terrones, se encuentra ya a un pelo de resultar ganador de la segunda vuelta electoral y se convertiría en el futuro presidente de la República cuando estamos a las puertas de celebrar el Bicentenario de la Independencia.

Cierto que la diferencia de votos con los que le gana a Keiko Fujimori es bastante ajustada, nunca antes vista en la historia electoral de nuestro país. Sin embargo, valgan verdades de no haber sido por esa campaña inmunda que desarrolló el fujimorismo y que tuvo como aliados al gran poder económico y al gran poder mediático, estoy seguro que Pedro Castillo hubiera ganado de lejos y hace rato.

La lucha tenaz, principalmente, de los más pobres del Perú, y en especial del sur de la Patria, ha permitido el virtual triunfo de Castillo. Me atrevo a decir que el 90% de los votos ganados por Castillo son obra de él, puesto que esos millones de votantes se vieron reflejados, como en un espejo, en ese hombre sencillo, de extracción campesina, humilde, trabajador, rondero y firme luchador por las causas justas, particularmente, del magisterio peruano.

Yendo ahora al sustrato de la identificación política que posee todo líder, debo decir que con el triunfo de Pedro Castillo, también, por primera vez la izquierda peruana gana el gobierno. Esto se expresa en el plan de gobierno expuesto por Castillo tanto para los cien primeros días de gobierno, como para el corto y mediano plazo. Estos dos documentos técnico-políticos fueron elaborados en el interregno de la segunda vuelta electoral.

De otro lado, es indignante que la señora K haya salido a denunciar indicios de fraude en la votación del domingo. Por lo general, quien denuncia fraude es el candidato que ya perdió o intuye que va perder. Por lo tanto, la señora K lo que viene haciendo es no aceptar su derrota, sabotear y prolongar la proclamación de Pedro Castillo como ganador

LEA TAMBIÉN:  Junín producirá ivermectina pese a que no existen pruebas de su eficacia frente al covid-19

Hay varios instrumentos que garantizan que este proceso de votación ha sido correcto, como son el estricto control de los personeros, el profesionalismo de todos los que trabajan en la Onpe, la avanzada tecnología que utiliza este organismo en procesar las actas y el conteo de votos, los veedores internacionales que suman más de 50 y que tienen acceso a todo el proceso de votación.

Sin embargo, es conocido que en todo proceso de votación aparecen hechos aislados y pequeños, que al final son controlados y que no tienen por qué alterar los resultados de la votación.

Por eso una falsa denuncia sobre fraude busca ensuciar el proceso, quitarle legitimidad y socavar los cimientos de la democracia, al querer desconocer a un legítimo ganador.

Sería bueno que la señora Fujimori antes de hablar de fraude, voltee la mirada a todo lo monstruoso que se hizo a favor de ella y contra Pedro Castillo durante la campaña.

A llorar al río que todo pasará.

Ganó la izquierda por primera vez.

Comparte en Facebook Tweet follow-8372766 Follow us Share Share Share Share Share