Parte de un colegio que costó S/ 3.4 millones será demolido: fue construido en suelo colapsable

Uno de los tres pabellones del complejo educativo de primaria y secundaria construido en el centro poblado de Ocoro, en el distrito de Colcabamba, en la provincia de Tayajaca, en Huancavelica, será demolido porque presenta daños estructurales irreparables, debido a que fue construido en suelos colapsables y con alta porosidad.

La obra fue concluida en octubre de 2015 y recibida sin observaciones por el Gobierno Regional de Huancavelica en marzo de 2016. Dos años después, en 2018, el pabellón B, con aulas para secundaria, presentó daños estructurales y luego fue declarado inhabitable.

El suelo en el que fue construido está compuesto de rellenos con escombros, restos de ladrillos, botellas, plásticos, latas, raíces y concreto.

A causa de estos daños, la Contraloría General de la República identificó un perjuicio económico de S/ 393 mil 568 en el Gobierno Regional de Huancavelica. La obra total estuvo presupuestada en S/ 3 millones 442 mil 247 para la construcción de aulas, cerco perimétrico, losa deportiva, equipamiento y mobiliario, entre otros componentes.

Estructuras con graves daños.

De acuerdo a una auditoría de la Contraloría, la cimentación y zapatas de la infraestructura en suelos no aptos para la edificación, no fue advertida por el consorcio supervisor que pudo ordenar las pruebas de control necesarias. Tampoco corrigió, replanteó o modificó la obra durante la fase constructiva, lo que generó fisuras y agrietamientos en vigas, columnas, muros, pisos, losas, veredas, desprendimiento de acabados, pandeo de puertas y ventanas del pabellón, agrietamientos en la edificación con existencia de asentamientos, siendo declarada inhabitable por Defensa Civil, por lo que se requiere su demolición, al encontrarse en riesgo muy alto.

LEA TAMBIÉN:  Alerta epidemiológica nacional tras segundo deceso a causa de la difteria

El cerco perimétrico de los tramos aledaños al pabellón B, también se encuentra con fisuras y ligero desplazamiento, ocasionando el riesgo de que haya daños estructurales irreparables y posible colapso, que podría agravarse por las lluvias que ocasionarían mayores desplazamientos.

La Contraloría constató que el Gobierno Regional, responsable de la obra, cobró una penalidad por S/156 mil 830 al consorcio ejecutor un atraso de 26 días en los trabajos de obra, sin embargo, posteriormente le reconoció la ampliación de plazo por dicho periodo, pese a que no tenía sustento técnico y que no correspondía.

Comparte en Facebook Tweet follow-5316682 Follow us Share Share Share Share Share