Lluvias de noviembre no superaron los 10 milímetros en Junín y regiones del centro y el sur

Según los especialistas de la Dirección de Agrometeorología del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) varias regiones de la Sierra del Perú sufren ya las consecuencias de las sequías. Al momento las plantaciones presentan marchitamiento pronunciado a causa de la falta de humedad en el suelo.

El extenso periodo de estiaje en la sierra, provoca la aridez de la tierra y por ende la disminución de humedad disponible para los cultivos de papa y maíz, entre otros, poniendo en riesgo la campaña de agrícola 2020-2021, especialmente en la sierra central y sur del país.

En la Sierra central, en las regiones de Áncash, Huánuco, Huancavelica y el caso puntual de las localidades como Huasahuasi, Jauja y Huayao, en Junín, las precipitaciones no superaron los 10 milímetros en lo que va del mes de noviembre, a lo que se le suma la alta radiación solar que ocasiona el incremento de la tasa de evapotranspiración de los campos instalados.

Estas condiciones ambientales ocasionaron marchitez temporal de las plantas y una baja tasa de crecimiento, especialmente en las parcelas manejadas bajo secano. Es decir, en las plantaciones donde no llegan los canales de irrigación y solo dependen de las lluvias para garantizar su crecimiento.

En la Sierra sur, en las zonas monitoreadas de Chilcayoc (Ayacucho), Andahuaylas (Apurímac) y Pisaq (Cusco) algunas plantaciones de maíz presentan síntomas de marchitez de hasta 60 %; mientras que los cultivos de papa en Anta (Cusco) reportaron un incremento en la incidencia de plagas debido a las condiciones térmicas cálidas diurnas presentadas durante las últimas décadas.

En la localidad de Cabanillas (Puno) los sembríos de quinua registran síntomas severos de marchitez de hojas; en tanto, en Taraco y Juliaca, los sembríos de papa y haba retrasaron la fase de emergencia por falta de humedad en el suelo.

LEA TAMBIÉN:  Comunidades nativas se capacitan para reactivación del turismo en Chanchamayo

En cuanto al sector ganadero, los pastos en la Sierra centro y sur reportan síntomas de marchitamiento y quemaduras en los nuevos brotes de hasta 80 % (Mazocruz–Puno), lo que ocasionará que la disponibilidad de forraje verde disminuya en los meses de diciembre y enero poniendo en riesgo las actividades pecuarias por falta de alimentos de camélidos, según la Agencia Andina de Noticias.

Comparte en Facebook Tweet follow-7206661 Follow us Share Share Share Share Share